miércoles, 3 de septiembre de 2008

IU respalda al juez Garzón en relación a los desaparecidos de la Guerra Civil

El coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, pide “el máximo respeto y el respaldo político y moral de nuestra organización” tras el auto dictado por el magistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón por el que recaba diversa información administrativa a tres ministerios, ayuntamientos, así como datos a distintas instituciones de la Iglesia Católica a fin de completar los datos existentes sobre los fusilados, desaparecidos y enterrados en fosas comunes a partir del golpe de Estado fascista que derivó en la Guerra Civil.
Según leemos en la página de la organización, Llamazares exige al Gobierno socialista que “preste la máxima colaboración ante los requerimientos que le puedan llegar de la Audiencia Nacional en este sentido y muestre una mayor y mejor contribución que la demostrada en los últimos meses para avanzar y desarrollar el articulado de la Ley de Memoria Histórica, aprobada va ya para nueve meses”.
A juicio del máximo dirigente de IU, “aunque está aún por ver el alcance de la actuación judicial emprendida y la atribución final de competencia para ello, lo que sí parece ya claro es que el auto del magistrado de la Audiencia Nacional va en línea similar a lo establecido por la Ley de Memoria Histórica que tanto nos costó sacar adelante en el Congreso y en la que tan pocos creían y creen, incluidos destacados dirigentes socialistas”.
Para Llamazares, “exigimos al Gobierno, con su presidente Rodríguez Zapatero a la cabeza, que de forma pareja a la colaboración con la Audiencia Nacional, lo que incluye acabar con las trabas puestas por la Fiscalía del Estado, vaya el desarrollo de la Ley de Memoria Histórica, de la que el nuevo Ejecutivo socialista surgido tras los comicios de marzo parece haberse olvidado, aún no sabemos si consciente o inconscientemente”.
“Una vez pasado el uso electoralista a corto plazo –recuerda Llamazares- que el PSOE quiso dar a esta ley, es hora de su verdadera aplicación y el desarrollo de su articulado. Esto incluye, como así viene señalado ya en la misma y sobre lo que ahora incide también el juez Garzón, el apoyo administrativo y económico a las investigaciones y exhumaciones de los restos depositados en fosas comunes de los miles de fusilados y desaparecidos durante la Guerra Civil y la represión franquista posterior”.
Gaspar Llamazares afirma que “nadie entendería, y los familiares y las asociaciones de la Memoria mucho menos, que el Gobierno socialista pusiera ahora trabas a la Justicia y echara el freno al desarrollo legislativo, justo en el momento en que se requiere una mayor responsabilidad y sensibilidad política”.
Por último, el máximo dirigente de Izquierda Unida muestra su confianza en que aquellas formaciones de la oposición que “tanto alardean de su recién estrenada moderación y de haber hecho los deberes para entrar en una nueva etapa política de entendimiento y diálogo den muestras de ello y respeten la actuación judicial. Es importante que no contribuyan a lanzar cortinas de humo y reinterpreten falsamente y a su conveniencia qué objetivos persigue el magistrado de la Audiencia Nacional. Hacer otra cosa distinta indicaría que su visión reaccionaria de la historia sigue intacta y que la moderación de la que alardean hoy no ha sido más que producto del marketing político o una simple fiebre veraniega”.

1 comentario:

ceronegativo dijo...

Hay que seguir la lucha por los que lo dieron todo por todos... se lo merecen.